Apple estaba claramente preparada para hacer frente al reto de intentar comprimir el hardware del gran iPhone 6 para encajarlo en una carcasa más pequeña, del tamaño del iPhone 5S. Si lo que busca es un móvil de Apple de un tamaño inferior a 4,7 pulgadas, el iPhone SE es su propuesta.

De hecho, el iPhone SE es casi idéntico al 5S. Pesa solo 113 g y tiene una pantalla de 4 pulgadas, lo que lo convierte en un móvil muy fácil de llevar encima. La calidad de la pantalla recuerda más a la del 5S que a la clara nitidez de los teléfonos de la serie 6, pero esto se traduce en un menor precio, convirtiéndolo en una opción para aquellas personas cuyos presupuestos no les habían permitido hacerse con un teléfono de Apple hasta ahora.

Algunos se habían preguntado si Apple iba a redondear las esquinas cuadradas de sus aparatos, pero las han mantenido, proporcionando un agarre fácil cuando el aparato descansa limpiamente en la palma de la mano.

Tiene el mismo súper procesador rápido que sus hermanos mayores, el A9, y el doble de memoria RAM que el iPhone 5S, por lo que el rendimiento es muy superior al de su predecesor. Dispone del sensor Touch ID, lo que permite desbloquearlo con la huella dactilar, pero no es de la misma generación que el del iPhone 6, por lo que se puede percibir que no es tan rápido a la hora de desbloquear el equipo y llevarle a la pantalla de inicio.

Pequeño pero de alta gama, el iPhone SE combina con éxito dos características habitualmente incompatibles, ofreciendo un terminal muy bueno a un muy buen precio. Realice llamadas a Pakistán o a Polonia, si le importa el precio, puede ahorrar dinero con una tarjeta SIM gratuita de Lycamobile. Nuestras tarifas de llamada son bajas y estará uniéndose a una gigantesca red que ofrece cobertura en todo el mundo por menos dinero.